Benitúa Iriarte, el Homeópata

BENITUA IRIARTE, F., es un apellido y linaje poco conocidos y nada estudiados, que, no obstante, son de casa solar armera y antiquísima de la villa de Anzuola (Guipúzcoa).

Tuve ocasión de aproximarme al conocimiento de este personaje 20 años atrás, tratando de documentar la existencia de aquel enigmático “Benito Iriarte” citado por diversos autores homeopáticos en la primera mitad del siglo XIX, al ocuparse de la introducción de la homeopatía en España.

Aquella búsqueda hizo aflorar una interesante información sobre una de las principales familias radicadas en Cádiz, cuyos orígenes remiten, también, a notables referencias en Vascongadas.

Francisco J. Benitúa Iriarte de Paúl, mantuvo correspondencia personal con el Dr. Hahnemann, acudió a su consulta en Coethen, en 1833, y continuó su tratamiento en Lyon con el Dr. Des Guidi. Agradecido a la mejoría que experimentó su salud, trajo a España diversas publicaciones homeopáticas que distribuyó entre profesionales médicos y amigos, auspició la traducción de obras de homeopatía y fue el mecenas del primer periódico homeopático español, editado en Cádiz en 1835.

Vivió en uno de los edificios emblemáticos de la ciudad de Cádiz, situado en la Plaza de San Antonio, número 1, y, además de haberse recuperado numerosos antecedentes familiares, se gestiona la colocación de una placa homenaje que recuerde su labor en aquella ciudad.

Por Félix Antón Cortés, Patrono Secretario de la Fundación Instituto Homeopático y Hospital de San José

.