La Homeopatía… ¡No solo para humanos!

En 1867 el doctor Seutin sorprendió a los asistentes del Congreso Homeopático Internacional de Paris con la lectura de una memoria sobre su recurso a la homeopatía para tratar unos pacientes algo fuera de lo común. Se trataba del primer gran ensayo clínico de la homeopatía en el ambito de la medicina veterinaria, realizado por Seutin junto con el Dr Gaudy (miembro de la Academia Francesa de Medicina) durante una epidemia de peste bovina que entonces afectaba los Países Bajos. El resultado fue la curación del 75% de animales tratados, cifra confirmada en los datos oficiales del gobierno holandés. Desde entonces, la homeopatía se volvió una herramienta más para muchos veterinarios en todo el mundo y sigue siendo aplicada con buenos resultados en una gran variedad de patologías, tanto para el ganado como en animales de compañía.

La Osa Tola

Desde el año 2004 existe en España la Sociedad Española de Homeopatía Veterinaria, cuyos fines son el estudio y la divulgación de la homeopatía en la medicina veterinaria. Ellos nos hacen llegar la noticia que la homeopatía tiene un nuevo paciente famoso: se trata de “Tola”, emblemático ejemplar de oso pardo cantábrico que, con su hermana “Paca”, vive en un cercado del Valle de Trubia bajo la protección de la Fundación Oso de Asturias. Tras una reciente intervención para colocar una vértebra y cadera desplazadas, “Tola” se someterá a un tratamiento homeopático para ayudar su convalecencia, según datos publicados por el diario ovetense “La Nueva España“.

.