Enseñanza de la Homeopatía

Esta rama de la actividad de la Fundación vino precedida del siguiente anuncio:

MINISTERIO DE LA GOBERNACION

DIRECCION GENERAL DE BENEFICENCIA Y SANIDAD

Madrid 30 de Diciembre de 1878

Por el Señor Director del Instituto homeopático y Hospital de San José de Madrid se há publicado el siguiente anuncio:

“Instituto homeopático y Hospital de San José de Madrid. Autorizada por el Gobierno de S. M. la enseñanza de la doctrina homeopática y habiéndose concedido por las Cortes generales del Reino en el presupuesto general la cantidad de diez mil pesetas para subvenir á los gastos de dicha enseñanza, el Director del Instituto homeopático hace saber al público: que se establece en dicho Instituto sito en la calle de la Habana nº 3 la enseñanza de la Medicina homeopática desde el curso próximo, limitada á las asignaturas siguientes, con objeto de hacer conocer los fundamentos principales de la doctrina homeopática, y de adquirir los conocimientos necesarios para ejercerla en beneficio de la humanidad doliente. 1ª asignatura. Exposición de los fundamentos racionales y esperimentales de la doctrina homeopática. 2ª. Terapeutica, materia médica y farmacodinamia, 3ª y 4ª Discursos de clínica dedujeres y hombres. Las cátedras estaran desempeñadas por los Excmo. Sr. Dn. Tomas Pellicer y Frutos y Dn. Anastasio Alvarez y Gonzalez, Dn. Anastasio García Lopez y Dn. Benigno Villafranca y Alfaro, individuos todos de la Sociedad Hahnemanniana Matritense que inició el pensamiento de construir un hospital y establecer la enseñanza de la Medicina homeopática. Del precio de las asignaturas y demas noticias que se deseen se dara razon en la Secretaria de la Direccion del Instituto. El curso empezará este año el dia 3 de Noviembre y terminará el 31 de Mayo. Con oportunidad se avisaran los dias y horas de las lecciones. Habra examen en los meses de Junio y Octubre y la Escuela espedirá certificados y diplomas de Médicos homeópatas. Madrid 28 de Setiembre de 1878. El Director, Marques de Nuñez. El Secretario, José Nuñez y Granes.”

Y esta Direccion general ha acordado la inserción de este anuncio en la Gaceta de Madrid para conocimiento de los interesados y demas buenos efectos consiguientes. Madrid.&c. El Director y P. O. Fermin Hernandez Iglesias.

En el encabezamiento de este escrito lleva un sello en tinta con la siguiente inscripción: “MINISTERIO DE LA GOBERNACION – SALIDA – 30 SET. 78”.

Y así, el 12 de noviembre de 1878, dió comienzo la enseñanza homeopática en el Instituto, estando las lecciones inaugurales a cargo de los Catedráticos Dres. D. Anastasio García López y D. Tomás Pellicer Frutos.

En el Reglamento del Instituto se establecía la exigencia de los siguientes requisitos para recibir esta enseñanza:

Artículo 180.- Pueden matricularse en el Instituto Homeopático los que sean Licenciados o Doctores en Medicina y los que se hallen cursando esta carrera en una Facultad oficial

Artículo 181.- Los alumnos harán los estudios de Medicina Homeopática en dos años, asistiendo durante uno y otro a las cátedras teóricas y clínicas que se hallen establecidas.

Artículo 199.- Pueden aspirar al título de Médico Homeópata, dado por este Instituto, los Licenciados o Doctores en Medicina que se hayan dedicado a ejercer la Homeopatía y acrediten llevar mas de seis años de practicarla, en cuyo caso se les dispensará de los dos años de estudios establecidos para los alumnos.

La matrícula será gratuita y al finalizar el curso se concederán cuatro premios de 250 pesetas a los cuatro alumnos que mas se hayan distinguido.

La enseñanza comprendía las siguientes asignaturas:

PRIMER CURSO

  • Exposición de la doctrina Homeopática
  • Terapéutica y Materia Médica Homeopática (1º)
  • Clínica de hombres y niños (1º)
  • Clínica de enfermedades de mujeres y niñas (1º)

SEGUNDO CURSO

  • Materia Médica Homeopática (2º)
  • Clínica de hombres y niños (2º)
  • Clínica de enfermedades de mujeres y niñas (2º)

El comienzo de la actividad docente fue recibido con verdadero entusiasmo y el curso de 1881 a 1882 contó con cuarenta y cuatro inscripciones (la capacidad del aula permitía un máximo de 24 alumnos), llegando las solicitudes de todos los puntos de España e incluso del extranjero, conservándose algunas cartas que intercedían a favor de los candidatos.

Muestra del interés con que fue seguida la iniciativa es, por ejemplo, la petición cursada el 10 de julio de 1887 al Director del Instituto y Hospital Homeopático de Madrid por siete alumnos estudiantes del Distrito universitario de Barcelona, con título de Bachiller expedido por aquella Universidad:

“que deseando cursar las asignaturas que la Ley exige para obtener el Título de Médico Homeópata, cuyos estudios deben hacerse actualmente en el Instituto y Hospital de su digna dirección, y como quiera que les sea materialmente imposible ir á Madrid á cursarlos, como también pasar á dicha Cortes al final de cada curso para dar validez académica á sus estudios, acuden á Vd. en súplica para que si es de su potestad ó lo estimare conveniente, se digne concederles ó hacer que se les conceda por quien corresponda, que puedan estudiar y dar validez académica en la misma ciudad de Barcelona y para los efectos del Título de Médico Homeópata, las asignaturas que la Ley ó Reglamento prescriben, á cuyo efecto podría nombrarse en el modo y forma que sea menester, una Delegación examinadora, compuesta de Sres. Médicos homeópatas de los de dicha ciudad de Barcelona, y exigiendo solamente que los aspirantes al Título de Médico Homeópata se presenten ante el Instituto y Hospital que Vd. tan dignamente dirige, sola y exclusivamente para efectuar los ejercicios para la Reválida de dicho Título, mediante certificado de aprobación por los Delegados de Barcelona, de todas las asignaturas y prácticas que para ello se exijan.”

La Junta del Patronato de la Fundación, en su reunión del 6 de diciembre de 1892, adoptó el acuerdo de trasladar la actividad del Instituto, con todas sus dependencias, Dirección, Secretaría y Sala de Juntas, al Palacete del Marqués de los Salados, número 5 del entonces Paseo de la Habana, abandonando el Aula histórica y dejando destinada la totalidad del edificio del número 3 al ámbito hospitalario.

En los últimos años del siglo XIX, la enseñanza homeopática desde el Instituto fue decayendo afectada por los cambios que iba experimentando la medicina tradicional y por las crisis y tensiones surgidas tanto en la Sociedad Hahnemanniana Matritense como en el seno de la Fundación, llegando casi a desparecer en los primeros 24 años del siglo XX y así, el Patrono Director D. José Guillermo Fano y García, segundo Marqués de Núñez, al que quizás cabría atribuir una notable responsabilidad en esta caída, durante la visita de inspección girada en 1923, manifestará que “en lo concerniente a la plantilla del Instituto siempre se han tenido los catedráticos necesarios para el escasísimo número de alumnos, que no habrán pasado de seis durante veinte años”.

Tras la muerte del segundo Marqués de Núñez, en 1924, y coincidiendo con la asunción de la Dirección facultativa y administrativa por el Patrono D. Joaquín Núñez Grimaldos, Marqués de los Salados, a partir del 27 de agosto de 1926 y hasta principios de 1936, hay un resurgimiento de esta actividad, destacando dos fases:

La primera, en 1928, consistió en una serie de conferencias sobre la Homeopatía, impartidas a modo de “cursillo”, que contaron con 13 matriculados, lo que se consideró todo un éxito, y la segunda, como consecuencia quizás de la resonancia obtenida por la celebración del I Congreso Nacional de Medicina Homeopática en la sede de la Fundación del 27 al 31 de mayo de 1929, permitió que entre los años de 1932 y 1934 se formase a los siguientes Médicos Homeópatas, que llegaron a completar su formación académica:

  • D. Patricio Barco Grimaldos
  • D. Manuel Sánchez Corona
  • D. Jaime Coll, de Perú
  • D. Joaquín Valenzuela Hita
  • D. Emilio González Magán
  • D. Plácido de la Iglesia Caruncho
  • D. Leandro Fernández Aldave
  • D. José García Cervigón
  • D. Elviro Verdeguer
  • D. Luis Pedrero
  • D. Antonio Núñez Grimaldos
  • D. Mariano García Herrero
  • D. José Riquelme Salar
  • D. Luis Payán Nordano
  • D. Pedro López de Teruel
  • D. Juan Antonio Beleiro Ríaz
  • D. Angel Carro, de Argentina
  • D. Manuel Sanchiz Tasso
  • D. Julián Gutiérrez de Quijano

Como puede comprobarse, no fue posible mantener una enseñanza regular e importante de la Homeopatía salvo en los primeros años de la actividad y entre los años de 1932-34. Se han celebrado, también, en diferentes momentos, conferencias y breves seminarios, al mismo tiempo que se ha colaborado a la formación práctica de estudiantes de homeopatía que completaban sus conocimientos junto a los médicos homeópatas del Instituto y de la Sociedad Hahnemanniana Matritense.

Esta misma actividad, coincidiendo con el resurgir del interés por la Homeopatía a nivel mundial, se ha visto recuperada e incrementada en la Fundación a partir de 1990, con la realización de cursillos, conferencias y publicaciones realizadas en colaboración con la Sociedad Hahnemanniana Matritense y con la Federación Española de Médicos Homeópatas (FEMH).

En el Aula histórica del Instituto, y en colaboración con el Colegio de Médicos de Madrid, se imparte en la actualidad un curso de 500 horas lectivas y dos años de duración, en el que hay inscritos 25 alumnos, y está previsto poner en práctica en el mes de octubre cursos destinados a formar en Homeopatía a Farmacéuticos.

_______________________________________________

En este punto y a modo de resumen, cabe reseñar las siguientes actividades ejecutadas en este proceso de búsqueda:

-Localización de los antecedentes de la Familia Núñez Pernía en Benavente, Astorga, León, Zamora, Lugo, Santiago de Cedrón y Otero de Escarpizo, que eran en algunos casos desconocidos de los actuales descendientes.

-Localización de todos los documentos acreditativos de la filiación del Segundo Marqués de Núñez, de su presunta familia y del actual tercer Marqués.

-Recuperación de más de 100 escrituras notariales existentes en los Protocolos Notariales de Madrid, Lugo, Zamora, León, Cádiz, Toledo y Murcia.

-Recuperación de amplia documentación inédita relacionada con el decano de los homeópatas españoles, Dr. Prudencio Querol Cabanes, y de algunos pioneros en la divulgación y aplicación de la homeopatía en España, como:

-D. Francisco de Benitúa Iriarte, de Cádiz, mecenas del primer periódico homeopático español, en 1835

-Dr. Ramón Isaac López Pérez (conocido por el pseudónimo de “Dr. López Pinciano”), traductor al castellano de las primeras publicaciones homeopáticas y proveedor de la primera farmacia homeopática madrileña, sita en la Puerta del Sol, así como editor y redactor del segundo periódico homeopático español, en 1837.

-Dres. José Sebastián Coll, Pedro Rino y Hurtado, José Núñez Pernía, Anastasio García López, Tomás Pellicer Frutos, Andrés Merino Torija, etc. etc.

-Exhumación de los restos del Dr. José Núñez Pernía y traslado de los mismos desde el jardín del Instituto a la Capilla del Palacete del Marqués de los Salados, donde han sido inhumados.

-Defensa de los intereses de la Fundación, con la aportación de la documentación recuperada, frente a las pretensiones fraudulentas del actual Marqués de Núñez.

-La localización de estos antecedentes ha permitido establecer un contacto personal con los descendientes directos de algunas de las personalidades más relevantes de la homeopatía española, tales como los Dres. Núñez Pernía, Pellicer Frutos, Rino y Hurtado, Aróstegui Larrahondo, Sanllehy Metjes, Merino Torija, De Paúl (emparentados con Benitúa Iriarte por línea materna), Alvarez Araujo y Cuéllar, Beleiro Díaz, Riquelme Salar, Torres Oliveros y, muy especialmente, con los vecinos de Ledaña (Cuenca), localidad natal del Dr. Anastasio García López, y Era Alta (Murcia), lugar de nacimiento del Dr. Tomás Pellicer Frutos, quienes se han sentido muy honrados con la plena recuperación de la memoria de sus ilustres paisanos.

.